miércoles, 27 de febrero de 2013

9 Claves para mejorar la eficacia de las campañas de marketing móvil


Nos encontramos ante un panorama digital cada vez más complejo, con fragmentación de medios, de tecnologías, de dispositivos o de software, que se une al cambio de comportamiento de los consumidores, lo que hace cada vez más difícil establecer objetivos, desarrollar mensajes y medir resultados. Esto no hace más que acelerar la necesidad de contar con herramientas de análisis de ROI que nos permitan tomar decisiones rápidas”: así de tajante se muestra la Interactive Advertising Bureau Spain  (IAB Spain) en su “Guía de eficacia mobile” presentada ayer. 

La guía se propone facilitar la medición de la eficacia de las acciones en el entorno móvil. Para ello, recomienda:


lunes, 11 de febrero de 2013

Jugando con Google: 3 formas de rentabilizar errores en las búsquedas

 

Ocurre con cierta frecuencia: al escribir en el navegador una dirección web, se teclea incorrectamente y aparece un mensaje de error. O al clicar en un enlace, resulta que la página ya no existe. Y al buscar información sobre una marca o empresa, se deletrea mal su nombre y… ¿con qué nos encontramos?

Los errores en las búsquedas ocasionan más de un quebradero de cabeza. Pero también, formas creativas de sacarle partido. He aquí algunas:

1. Páginas de error 404 personalizadas
Cuando un usuario intenta acceder a una página que no existe, el servidor devuelve un mensaje de error con un código 404. Puede ser que se haya tecleado mal la dirección, que el enlace desde el que se intenta acceder esté roto o que, simplemente, el vínculo apunte a un sitio que se ha suprimido.  Este mensaje genérico se puede (y es recomendable) diseñar y personalizar para ofrecer al usuario un formulario de contacto con el sitio, redireccionarle a los apartados principales de la web, recabar información sobre qué se estaba buscando y ofrecer ayuda complementaria.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Cómo anunciarse en el buscador chino Baidu desde España

 


Hasta ahora, si una empresa española quería lanzar una campaña de marketing online en China a través de Baidu, el buscador chino de referencia, debía cumplir varios requisitos: abrir cuenta bancaria en una entidad financiera china, gestionar la publicidad a través de una compañía china (su filial o una agencia, por ejemplo), y esperar la autorización del equipo comercial de Baidu.

Fácil, lo que se dice fácil, no era.