lunes, 9 de junio de 2014

Twitter Commerce: ¿realidad o ficción?


Twitter Commerce


No es nuevo: Twitter lleva ya meses explorando nuevas fórmulas para hacer más atractiva la plataforma a compañías y responsables de marketing y demostrar su capacidad para rentabilizar a sus más de 255 millones de usuarios activos mensuales mediante, entre otras acciones, la venta directa vía Twitter.

A principios de este año comenzó a correr el rumor de que Twitter estaba a punto de cerrar un acuerdo con la start-up Stripe para facilitar el pago de compras en Twitter con tarjeta de crédito. Poco después se ¿filtraron? unas imágenes de pantallazos que sugerían un posible acuerdo entre Twitter y la web de ecommerce Fancy.com, para promover las compras en Twitter. La puntilla la puso el anuncio de que Twitter buscaba profesionales relacionados con ecommerce.

Pero, ¿es el Twitter Commerce una opción realmente viable y rentable? Aquí tienes cuatro casos prácticos de alianzas entre Twitter y el comercio electrónico.

1. #AmazonCart: de Twitter al carrito de la compra. A principios de mayo, Twitter y Amazon lanzaron #AmazonCart, una nueva forma de añadir productos al carrito de la compra de Amazon, directamente desde Twitter y sin salir de la plataforma. La mecánica es en apariencia muy sencilla: sólo hay que conectar la cuenta de Twitter con la de Amazon a través del site de #AmazonCart; a partir de entonces, cada vez que el usuario vea en Twitter un mensaje con un link a un producto de Amazon, basta con responder con el hashtag #amazoncart para que el artículo se añada directamente a su carrito de la compra en Amazon. El proceso de compra culminará cuando él decida. En este vídeo tenéis la explicación del proceso.



2. “Tweet a coffee” o cómo invitar a un café. ¿Y si pudiéramos invitar a un amigo a un café, y pagárselo, a través de Twitter? Ya es posible, aunque de momento sólo en Estados Unidos y Canadá, y siempre y cuando el café sea en Starbucks. Para ello, primero hay que conectar la cuenta de Twitter con la cuenta de Starbucks a través de la web del programa “Tweet a coffee”. A continuación, cuando desee invitar a un café a alguien, sólo tendrá que lanzar un tuit incluyendo en el mensaje mención al amigo y a @tweetacoffee: Starbucks enviará al agraciado un tuit con enlace a una tarjeta regalo virtual por valor de cinco dólares para canjear en uno de sus establecimientos: el coste se cargará en la cuenta del amable anfitrión.



3. Amex Offers y sus descuentos vía Twitter. Y sin necesidad de cupones, sólo con un tuit. O casi. El sistema puede parecer un poco enrevesado, aunque prima la instantaneidad en la obtención de la oferta. Paso 1: conectar la cuenta de Twitter con la tarjeta American Express a través de “Amex Offers on Twitter”. Paso 2: seguir las ofertas y descuentos que American Express lanza a través de su cuenta de Twitter @AmexOffers, cada una con un hashtag específico. Paso 3: contestar al tuit de la oferta deseada indicando el hashtag y el interés por hacerse con ella. Paso 4: American Express contestará con un mensaje confirmando que la oferta se ha añadido a la tarjeta de crédito. Paso 5: realizar la compra física en la tienda pagando con la tarjeta American Express: el descuento se aplica automáticamente, sin hacer nada más. Aquí, el proceso:



4. Las Twitter Cards de producto y app. No permiten la compra y pago directo a través de Twitter, pero sí contribuyen a canalizar tráfico a la tienda online. Las Product Cards de Twitter sirven para configurar tuits con información extendida sobre el producto a cuya página de compra enlaza el tuit: con el precio, una descripción, la imagen y una llamada a la acción. Un planteamiento similar tienen las App Cards, pero referidas a aplicaciones móviles y con opción de descarga directa en la app store correspondiente.

Twitter Product Card


Y tú, ¿crees que el Twitter Commerce es una opción viable en el tiempo, o se trata de meros experimentos?

Si te ha gustado este post, quizás te interese leer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada