miércoles, 31 de mayo de 2017

Cómo crear un blog en LinkedIn

Blog en LinkedIn


¿No tienes un blog, te cuesta ponerlo en marcha, no sabes cómo captarías lectores para tus posts, careces de conocimientos de programación o diseño web, ni idea de posicionamiento en buscadores y mucho menos de usabilidad web?

Pero te han dicho, has oído decir, has comprobado ya… Que un blog o website propio es uno de los pilares de la marca personal, ¿verdad?

Y entonces, ¿qué?


Ya hemos hablando en otras ocasiones en este blog sobre cómo construir un perfil perfecto en LinkedIn, cómo generar una red de contactos sólida en LinkedIn y qué errores no cometer en esta red social.

Pero además, cualquier usuario de LinkedIn puede escribir artículos o comentarios largos en desde su propio perfil. Sólo tienes que ir tu página de inicio y seleccionar “Escribir un artículo” entre las opciones de compartir contenido que LinkedIn te ofrece (te aparecerá junto a la opción de compartir una imagen).

Si no te figura esta opción, un truco: cambia la configuración del idioma de tu perfil a inglés. La herramienta de publicación de posts se activará de inmediato, con “Write an article”. Los artículos que publiques en LinkedIn quedarán reflejados en el feed de tu actividad y también aparecerán en la sección “Publicaciones” de tu perfil.

Si ya cuentas con un blog propio, LinkedIn te servirá de vía complementaria para la publicación de artículos (no de sustituto: no renuncies a tu blog). Si careces de él, en LinkedIn podrás empezar a generar posts con un solo clic, y sin límite de palabras. Se trata, además, de artículos que indexan y posicionan muy bien en los resultados de búsqueda de Google. Cuantos más posts publiques, más credibilidad obtendrás y más se fortalecerá tu perfil profesional.

Pero, ¿cómo sacarle el máximo partido a LinkedIn como plataforma de blogging? Sigue estos cuatro pasos:

1. Añade una imagen de cabecera y enriquece el post con contenido audiovisual
La imagen de cabecera aumentará el impacto del post y contribuirá a que llame la atención: lo ideal es que mida 700 x 400 pixels. También puedes añadir fotos y vídeos intercaladas en el texto: si a la imagen le añades un enlace, habrás creado un banner en segundos.

2. Gestiona los comentarios
Cualquier miembro de LinkedIn puede incluir comentarios en tus posts. Pero tú también puedes decidir ocultar las aportaciones que consideras inapropiadas. LinkedIn te dará la opción de indicar por qué quieres eliminar el comentario. Si después cambias de opinión, tranquilo: puedes reestablecerlo.

3. Comprueba quién sigue tus publicaciones
Sólo tienes que ir al panel de control de “Tus artículos y tu actividad” de tu perfil: debajo de este epígrafe te aparecerá la cifra de “Seguidores”, que incluye tanto contactos de primer grado, como seguidores ajenos a tu red.

4. Analiza el resultado del post
Los posts publicados a través de LinkedIn muestran por defecto a todos los usuarios el número de visualizaciones que ha registrado, así como las recomendaciones y los comentarios. Pero además, el autor del post tiene acceso a datos estadísticos adicionales para valorar la efectividad del artículo: empresas en las que trabajan las personas que han leído el post, qué cargo ocupan, donde residen, y cómo han llegado el artículo. Además, podrás averiguar si las personas que han recomendado, compartido o comentado tu post forman parte directa de tu red de contactos o no: así podrás deducir cómo ha viralizado tu artículo, y en qué medida está también contribuyendo a incrementar la visibilidad de tu perfil.

Y tú, ¿ya has publicado artículos en el blog de LinkedIn?



Descarga ahora gratis el ebook
"LinkedIn para profesionales"
Foto: FreeDigitalPhotos

1 comentario:

  1. Muchas gracias María. Muy interesante el artículo. Voy probar el blog de Linked. No sabía de esta novedad.

    ResponderEliminar